lunes, 2 de julio de 2012

Hi there...

Cosa interesante recordar que uno tiene un blog.
No sé si temático, no sé si errático, no sé si de humor o de mera observación de la cotidianidad.
Tampoco tengo claro si esto se me da bien, o si puede llegar a ser una buena costumbre, aunque no descarto las propiedades terapéuticas del escribir por escribir (que, de hecho, es lo que hago ahora).
Hay una cosa, al menos una, de la que estoy seguro, y es que esto no fue nunca, no es y no será una costumbre habitual, ya que entre las cosas maravillosas que escriben los amigos (ver links más abajo), la novia a la que cada tanto tengo que dar algo de bola, el trabajo, el estudio (?) y otras actividades menos importantes pero más establecidas en la rutina, no creo [querer/poder] hacerme tiempo para esto.
Algo que caracteriza mi escritura es lo errático de las ideas, ya se van a dar cuenta (y los paréntesis, me encantan los paréntesis).
Respecto de la temática, esto comenzó como una parodia de mi trabajo anterior, al que dimos en llamar "Mundo Chaplin", este hermoso establecimiento me enseñó mucho acerca de lo que NO hay que hacer en temas como el personal, los compañeros, los proveedores, el fisco... Cosas sin importancia, la mayoría.
En fin, el tema con el "Mundo Chaplin" es más que vasto y se necesitarían varios libros para poder abarcarlo, o carpetas, depende si Ud. es un particular o funcionario del MTSS. Por lo que este no será vuelto a tocar.
Tampoco es mi intención hacer referencias a mi actual empleo, por más que anécdotas sobran no me parece que corresponda por dos motivos:
  1. Trabajo rodeado de gente hermosa a la que aprecio más que a varios miembros de mi familia. Gente de la que aprendo día a día cómo ser mejor ser humano. Y,
  2. Esta gente es, en buena parte, asidua a diversas redes sociales y por lo tanto: "Un saludo a mi jefe que me está mirando", por las dudas, uno nunca sabe.
Esto puede que se trate entonces de cosas como:
  • Observación de la cotidianidad con un enfoque a la irremediable estupidez del ser humano en un contexto social (Enfoque también conocido como "Rebaño de idiotas").
  • Jueguitos. Me copan los jueguitos, así que se la bancan.
  • Hardware y tecnología. Corolario de lo anterior.
  • Cronología de hechos personales destacados. Con fotos a color!
Bueno, creo que con esto ya es bastante como para una re apertura, reinicio o reseteo de actividades.
Si Ud. llegó aquí por error le recomiendo que siga su curso, nadie se va a ofender y además la internés es una cosa grande y nadie va a notar su ausencia. Y si Ud. llegó aquí a propósito, de cuenta de ello y con gusto tengo un par de psicólogos conocidos y excelentes profesionales que con gusto darán con su patología  o desorden en un santiamén.

Salú!


sábado, 21 de mayo de 2011

Brevísimo...

Me reporto.
Emprendo viaje hacia Mundo Chaplin luego de 2 (sí, dos) horas de sueño, para tener una reunión con el equipo de caja y el encargado del turno nocturno.
Esto representará unas 2 horas de mi jornada de 4... Dejando a las otras dos sin tareas asignadas y sin otra persona en el local... Hay olor a siesta en el primer sillón que me encuentre...

Hasta la victoria siempre!
CdM

jueves, 19 de mayo de 2011

Una mirada introductoria al Mundo Chaplin

El Mundo Chaplin (pronúnciese: mundocháplin) es un lugar que aunque por momentos parece producto de la imaginación de algún cínico sociópata, yo les puedo asegurar que existe, y de tal forma que lo visito tan asiduamente que se puede decir que trabajo ahí; lo cual me deja en la incuestionable postura del "No me la contaron, yo la vi".

Y vi muchas cosas, al igual que otros militantes del masoquismo laboral (que es como a veces me gusta llamar a mis compañeros de trabajo, cariñosamente), tantas cosas hemos visto que se podría decir que hay una bella historia para contar cada día durante... digamos... un montón de días, por lo menos unos 1002 días (como para refregárselo bien en la cara a Sherezade).

Muchas de estas, no son exactamente ejemplo de superación y trabajo duro o en equipo, de sacrificio humano o amor al prójimo, de solidaridad y entereza. No no, son simplemente historias protagonizadas por idiotas, estúpidos, doctores grado 5 del atrofie cerebral, o en el mejor de los casos, por personas víctimas de un entorno dominado por estos Chaplines (sí, por eso es lo de Mundo Chaplin, felicitaciones).

Una vez, hace varios años ya un profesor me dijo una frase que me marcó: "Carpincho del Medio, nunca subestimes la falta de capacidad" que por mucho tiempo la asocié como inhibidora de la archinconocida "La capacidad de asombro no tiene limites". Estaba equivocado. Ya que como me lo hizo ver Mundo Chaplin, si bien la primera se cumple, la segunda se puede llegar a reforzar cada vez un poco más. Y es por eso, por la capacidad de asombro que surge esto, un bosquejo, un anecdotario, una recopilación de las insólitas situaciones que pueden darse en un grupo humano sin dirección y, por momentos, sin comunicación.

Haré lo posible por tener esto medianamente fiel a la realidad, tanto como mis compañeros de militancia merecen que se transmita.

Salú y paciencia!